Carlos S. Olmos

La poesía erótica de Carlos S. Olmo

Carlos S. Olmo: un mar de ausencias y presencias

Por Gema Bocardo

Los textos de Carlos S. Olmo son directos, descarnados, desprovistos de artificios. Profundos en su aparente sencillez, quizá (aventuro) porque su amor por la filosofía le ha permitido ahondar hasta encontrar la raíz de las cosas y su experiencia vital le ha dotado de la madurez necesaria para prescindir de inútiles subterfugios. Cualquiera que haya tenido la suerte de haberle escuchado recitar sobre los escenarios o leído su blog Pensar, escribir, resistir,… sabrá de lo que hablo.

Recuerdos

La vieja casa hacía frontera justo allí donde la ciudad se hacía pueblo, más que barrio. Las flores que inundaban los balcones aportaban el colorido que la fachada no tenía. La escalera oscura y húmeda delataba cualquier visita. El suelo, de azulejo descolorido, sólo era de madera en el estudio del abuelo. Una impresionante biblioteca rodeaba una imponente mesa. En un rincón, un pequeño mueble guardaba un tesoro bajo llave. Con el tiempo supe de la botella de brandy y la copa, allí honradas, que acompañaban las lecturas solitarias o las tertulias animadas. Sólo con el tiempo. Tras el eco de las bombas. Cuando la casa ya no existía y no había nada que celebrar.

Carlos S. Olmos

Su poesía erótica es desnuda como los cuerpos se desean, se buscan y se encuentran, reivindicando su derecho a amarse en la soledad de cuartos oscuros, habitaciones de motel, parkings improvisados.

«(…)Con el tiempo
entre cobardía y cobardía
he ido aprendiendo a nacer
una y otra vez
en este mismo cuerpo.
Solo que ahora es
-soy-
todos los cuerpos.»

Carlos S. Olmo es más que todos los cuerpos, es un alma a la que no le importa si la cáscara que la acoge es la de un hombre, una mujer, ambas cosas, porque lo cierto es que, en verdad, no importa.

«Te la chupo
en un rincón oscuro
en el que jadeos
y gemidos
se ahogan ante el estruendo
contiguo.

No sé cómo es tu cara.
Sí tu pecho
al que me aferro.
Y sí tus manos
que sujetan mi cabeza.
Son grandes
y fuertes.
Podrían atravesarme el cuerpo
buscando el corazón…
…pero no lo encontrarían».

Tampoco se encuentra en su poesía, como sí en la de otros autores eróticos, el recurso fácil a lo soez, a la palabra malsonante, el burdo artificio con el que se pretende escandalizar a los que todavía no entienden. Carlos S.Olmo habla con honestidad, y punto; quizá por ello su poemario Un mar de ausencias / Cuaderno de Cabo de Gata es tan suave y delicado.

Carlos S. Olmos

Un mar de ausencias / Cuaderno de Cabo de Gata es una plaquette que recoge tres cuadernillos con poemas escritos con el paisaje físico y sentimental de dicho parque natural como trasfondo.

Una edición especial y numerada de quinientos ejemplares, realizada de manera artesanal, formato sobre/postal. Cada portada/sobre es única, y están realizadas a mano por el propio autor siguiendo la técnica del Sumi-e, técnica de dibujo monocromática en tinta de la escuela de pintura japonesa que se desarrolló en China durante la dinastía Tang (618-907) y que fue introducida en Japón a mediados del siglo XIV.

En él, Carlos S.Olmo no teme mostrar todos los matices del mar que lo habita. Un mar profundo e insondable en el que aguardan monstruos, sirenas, conchas, corales, restos de antiguos naufragios.

11.

De todos es sabido,
aunque a veces se nos olvide,
que cada equis tiempo
se hunden
en el mar
un número determinado de canciones
para acompañarnos
hasta el fondo
cuando nos ahogamos.

Un Mar de Ausencias I

Un mar de ausencias que tornan presencias, de nostalgias y anhelos, de melancolía y soledad, de un pasado que se vive como un hoy.

7.

Entre el silencio de la casa
y la intensa luz del mar
a veces me da por pensar
que lo que sobra en este paisaje
soy yo.

Cuaderno de Cabo de Gata

Y también un mar indomable, combativo, determinado que, a pesar de los naufragios, azota la costa bramando.

7.

Basta entender la lógica carcelaria que rige nuestros cuerpos.
Y entonces pasar de la insolvencia a la insolencia.

Un Mar de Ausencias II

El lenguaje de Un mar de ausencias / Cuaderno de Cabo de Gata es sencillo en apariencia, pero de una gran profundidad quizá porque el autor es profesor de filosofía y esta late en toda su obra. Esa plenitud en la sencillez se aprecia en todo su esplendor en Tentativas contra el verbo, un libro de 365 poemas breves que siguen la estela del ‘haiku’ japonés.

Carlos S. Olmo

la piel harapo
desnudo a la intemperie
como el espíritu.

Hermosos poemas acompañados por reproducciones de ilustraciones en tinta china realizadas por Carlos S.Olmo. Este acaba de editar la segunda edición revisada e ilustrada, que puede adquirirse en lulu.com en el siguiente enlace.

http://www.lulu.com/shop/carlos-s-olmo-bau/tentativas-contra-el-verbo/ebook/product-22398362.html

Ese silencio
epitafio del olmo
ya moribundo.

Si os interesa adquirir Un mar de ausencias / Cuaderno de Cabo de Gata, podéis contactar con él en su blog para venta directa.

http://pensarescribirresistir.blogspot.com.es/

About Gema Bocardo

Soy otro uniplural humano en este uno y diverso universo. Converso con versos musiqueándolos y teatreándolos allí donde me llaman.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>