David Escudero Vigara

Poemas de David Escudero Vigara

David Escudero Vigara, poeta

 

linea3 230 px

Tan yo

Tan amigo de mis enemigos
Tan campechano, tan delicioso
Tan enemigo de mis amigos
Tan complejo y tan divertido
Tan sufridor, tanto olvido
Tan especial, tan ombligo
Tan observado, tan inconquistado
Tan inútil, tan desvalido
Tan estúpido, tan confiado
Tan ilusionante, tan desdichado
Tan agradecido, tan malhumorado
Tan perspicaz, tan raro
Tan amable, tan sombrío
Tan soñador, tan desquiciado
Tanto amor con pecado
Tanta desilusión, tanta apatía
Tan mísero, tan desvalido
Tan descuidado, tan olvidado
Tan alegre, tan triste, tan yo
Tan eficaz, tan previsible
Tan inconsciente, tan ilusionante
Tan tras las mentiras
no se acerca nadie
Tan con el corazón
Tan fascinante, tan olvidadizo
Tan incongruente, tan delicioso
Tan inteligente, tan angustioso
Tan Don Quijote, tan loco
Tan agradable, tan silencioso
Tan poco enamoradizo, tan enamorado
Tan la vida con su muerte
Tras la muerte con su vida
Tan despreciable, tan egoísta
Tan feliz, tan colgado
Tan detrás de tus ojos
Sin decírselo a nadie
Tan viajero, tan no me encuentre nadie
Tan buscar lo que busco
Sin encontrar el olvido
Tan borracho, tan conquistador
Tan culto, tan borrego
Tan cristalino, tan mimado
Tan agradecido, tan soñador
Tan contigo sin volverte a ver
Tan perspicaz, tan escribidor
Tan una noche sin sol
Tan aburrido, tan alegre
Tan déjeme usted
Que yo le envidio
Tan maricón, tan macho
Tan monárquico, tan republicano
Tan no te quiero querer
Tan amargado
Tan negro, tan blanco, tan amarillo
Tan obtuso, tan incomprendido
Tan jugar a los juegos mas divertidos
Tan despreciable, tan asesino
Tan tus sueños lo que quiero
Tras lo que yo quiero el abismo
Tan celoso, tan envidiado
Tan no busques mas
porque ando perdido
Tras tantas miradas tristes
tan desconsolado
Tan lo que me gustaría
Tan lo que quiero
Tan sumiso, tan loable
Tanta incomprensión, tan indiferente
Tan tus ojos negros
Tan lo que hallo
Tan si quieres quiéreme
Tan si no te olvido
Tan poeta, tan desolado
tan, tan, tan yo

linea3 230 px

David Escudero Vigara

Hoy

Hoy no hay nada que me pueda atar a ti
por fin he comprendido que me gusta ser feliz
disfrutar de la lluvia cuando sueño
acariciar el viento en pleno invierno

Hoy he descubierto que sé vivir sin ti
que tus ojos no son los únicos que me hacen sentir
que el atardecer jamás ha tenido un dueño
que las olas del mar no son siempre tus recuerdos

Hoy he comprendido que la vida es complicada
que cuando una puerta se abre se suelen cerrar ventanas
que cuando el tiempo pasa no regresa de mañana
que la nostalgia es el miedo que tenemos en el alma

Hoy que después de tanto ya no me queda nada
hoy que el manto de mil estrellas apacigua la venganza
hoy que sentir lo que aún siento me conmueve el corazón
hoy por fin me atreveré a descubrir si alguna vez fui yo.

linea3 230 px

Te he querido tanto

Hoy al volver a casa sentado en mi almohada
Me di cuenta que todo sin ti ahora era la nada
Comenzó a llover ternura en los rincones
Pero yo sin darme cuenta llevaba mis tacones

Así de salto en salto sin calarme ni una gota
Comencé a recordar casi todas mis derrotas
Pensé en el paraíso de tus ojos cuando duermes
Mientras yo me encendía mis cigarros con la frente

Susurrándote al oído mis cientos de reproches
Y pensando que los sueños ahora eran barrotes
Yo no me daba cuenta de que tras esa mirada
Estaban los puentes que me alejaban de tu alma

Ahora con el tiempo que dan tus ojos negros
Descubro que no tengo remedio contra el miedo
Mientras sigo soñando que alguna vez me quieras
Revoloteo entre caricias que no valen la pena

Así que si me llamas y quedamos algún día
Recuerda que de noche te quiero todavía
Las mañanas se las dejo al sol con sus envidias
Mientras yo sigo jugando al juego de la vida

Espero que algún día, si lees éste poema
Entiendas que te quise y que valió la pena
Andar por las esquinas saltándonos los charcos
Mientras yo no sabía que te he querido tanto.

linea3 230 px

Me equivocaba

linea3 230 px

Sueños

No creo en el amor que se cruza en dos segundos
ni me fío de la amistad si no tiene un futuro
Me agotan los recuerdos que no valen la pena
las jaulas de cristal rodeadas de sirenas

Las promesas las olvido cuando veo salir el alba
Me aburren los secretos sin rastro de mentiras
Detesto la ilusión de un mundo que no piensa
Disfruto con pasiones que se ocultan bajo seda

Intento detener las horas contra el tiempo
Consumo con alcohol las noches en el fuego
Lamento los momentos que encierran decepciones
Disfruto del abismo cuando he llegado al borde

Lo que encierro en mi alma jamás te lo daré
No tengo por costumbre creer en el ayer
Observo los matices que esconden los silencios
A veces me pregunto qué ha sido de mis sueños.

linea3 230 px

David Escudero Vigara

Cuando

Cuando mi corazón está hecho jirones
Cuando mi alma necesita hablarte
Cuando el sol hace brillar la aurora
Cuando todo a la vez se desmorona

Cuando deseo sujetar el viento
Cuando descubro de nuevo el miedo
Cuando prefiero tus ojos tristes
Cuando comprendo que me quisiste

Cuando es tu ausencia la que me sigue
Cuando el cálido vino ya no me sirve
Cuando desvelo una nueva estrella
Cuando el consuelo es la miseria

Cuando tus sueños son mis tinieblas
Cuando tus labios dejan de amarme
Cuando te siento entre mis celos
Cuando morir por ti es lo que quiero.

linea3 230 px

Esperanza

Me gusta la señorita del vestido verde
Tiene los ojos azules y las piernas diferentes
Tiene un brillar en los párpados que se asemejan al mundo
A veces quieren brillar y otras veces están mudos

Me gusta la señorita del vestido verde
Porque no quiere callar
Porque el odio que la invade
No la puede destrozar

Me gusta la señorita del vestido verde
Porque se convierte en soñar
Unas veces cristalina
Y otras color del mar

Me gusta la señorita del vestido verde
Porque siempre dice la verdad
Aunque la verdad sea cruda
Aunque no quiera volar

Me gusta la señorita del vestido verde
Porque no le teme al mal
Porque disfruta sin miedo
De la libertad

Me gusta la señorita del vestido verde
Porque es verde de verdad
No se confunde en colores
Ni sueña con brillar en el mar

Me gusta la señorita del vestido verde
Porque me hace sonreir
Cuando el miedo es tan notable
Y el mundo, ya no deja de sufrir.

linea3 230 px

David Escudero Vigara

Anita

Anita era una brillante mujer
Alta, encantadora y hermosa
Que me hacía ver sus ojos
Casi siempre envueltos en llamas

Dulces piernas, rostro hermoso
Sinuosas manos, atardeceres rojos
Cambiaba de pelo al amanecer
Y no se acostaba hasta volver a nacer

Su sonrisa era un sueño
El escote mi manera de hacerlo
Sus dedos mi paraíso
Su culo prieto mi abismo

Anita quería conquistar
A los hombres de alta alcurnia
Deseaba enamorar
Con su embriagadora figura

Aniata me dijo firma aquí
El eterno cielo azul será tuyo
El cielo azul de repente tembló
Y mi firma permaneció con Anita

Anita nunca quiso quererme
Pero yo a Anita la adoraba
Y mi corazón roto y sin vida
Desapareció simplemente con Anita

Una noche la encontré
Bebiendo ginebra en un barco
Me quería devolver
Mi firma envuelta en quebrantos

Anita ya no era Anita
Se había convertido en un llanto
De desesperación y desengaños
Aunque yo aún soñaba sus labios

Anita fue la mujer de mi vida
La obsesión de un sueño
Mil lágrimas de noches vertidas
Y mi corazón su daño.

linea3 230 px

Para Alejandra

Tus días, mis noches
Las locuras eternas
Mis disfrazados besos
Y la desdicha en medio

Los tejados ocultos
El palidecer del tedio
Un encuentro diferente
Al atardecer el viento

¿Dónde estás?, dímelo
Ya no tengo miedo,
Tampoco rencor
Justo es el momento
De quererte, amor

Te adoraré en la luna
Y en las puestas de sol
Donde encontrar una salida
Que me envuelva el corazón

Tus ojos hoy no brillan
Se han despedido de mí
Y los versos que te escribo
No son los que quisiera escribir

Un susurro, una sonrisa
Dilatado disfraz del azar
Concubinas al oeste
De los caminos sin paz

Donde encontrar el miedo
Sin que resurja el dolor
La pasión de devolverte
El amor que te venció

Qué más quieres
Si te recuerdo a cada momento
Si tus ojos son los míos
Y tuyo es hoy mi lamento

Justificar mi ansiedad
Es a veces tan complejo
Como querer explicar
La angustia de un sentimiento

Dulces sueños hoy me esperan
Cuando resurja el amor
Desde la pasión un verso
Desde la poesía pasión.

linea3 230 px

No deshojes las flores

linea3 230 px

La loca del pueblo

Mis desdichas las dejo reposar tras mi melancolía
Mientras sufro derroches de amor por las esquinas
Ahora quiero que me quieras durante toda la vida
Ya no intento bordear el abismo de locuras con prisas

Los silencios de la madrugada los entrego al olvido
Mientras sueño que tu corazón se detiene conmigo
Y esa dulce mirada que a veces me deja tu rostro
Ya no quiero compartirla con nadie que no sea nosotros

En fin, que después de tanto tiempo buscando lo eterno
Por fin una rubia se fija y me mira por dentro
A mí que me gustan todas sin tener remedio
Resulta que va y me enamora la loca del pueblo.

linea3 230 px

Cuando ya no me quieras

Una noche en pleno frío
Cayó de las sombras un oscuro pensamiento
Dibujaba una idea que no quería
Un sentir solitario, que siempre he odiado
Cuando ya no me quieras
tenen el valor de decirlo
Si no me esperas tras
las amargas lágrimas de la melancolía
Si ya no escuchas mis gritos
Mi alma inquieta, mi vida
Cuando el despertar de un sueño
No sea la conquista de lo eterno
Y no espere tus lágrimas
Ahogando lo que yo mas quiero
Cuando ya no me quieras
Ten el valor de decirlo
Si después de tanto tiempo
De discusiones sin sentido
Con la locura por medio
Y tantos te quieros
Si el mundo que conocí
Se esta derrumbando
Y las distraídas lunas
Ya no salgan cuando quiero
Si los sueños se han convertido en envidia
Y el amor eterno es ahora desidia
Si me miras a los ojos
Y no encuentras salidas
Cuando te ocurra eso
Piensa que alguna vez
Dijiste te quiero
Si sientes que la realidad te sobrepasa
Y ya no juegas con miedos si no con fuegos
Cuando descubras
Que el amor ha terminado
Cuando ya no me quieras
Ten el valor de decirlo

li-750x3

 

David Escudero Vigara nace en Cabeza del Buey (Badajoz), el 25 de Junio de 1973 y reside en Madrid. Es licenciado en Administración de Empresas y Marketing, realizando la especialización en el Cork College de Irlanda. Posteriormente, ha trabajado en diversas instituciones financieras como gestor. Ha colaborado en diferentes publicaciones, así como numerosos relatos y poemas en diversas antologías. Su primera novela publicada fue “Matar al Presidente”, por Imagine Ediciones en 2005. En el año 2011 salió su primer Poemario “¿En qué piensan las hormigas?”, que surgió a partir de su blog de poesía con el mismo nombre. En Mayo de 2014 ha publicado su segundo poemario “Exilio poético en Alejandría” con Editorial Quadrivium. Próximamente aparecerá su nueva novela “El último cáliz”, y posiblemente el próximo año un tercer poemario con el título “En los ojos de la madrugada”.
li-750x3

About David Escudero Vigara

Soy otro uniplural humano en este uno y diverso universo. Converso con versos musiqueándolos y teatreándolos allí donde me llaman.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>