David Martin de la Torre

Tu lengua

Tú eras el verbo pleno que
auxiliaba mi ser y mi estar.
Al parecer nunca aprendiste
mi idioma de sujeto paciente
esperando en la esdrújula esquina
de tu bar. Tu voz,
tu acento y tus atributos
siempre convertían mi finalidad
en tu adverbio indefinidido,
en un complemento temporal
para este pobre objeto
indirecto predicativo.
Yo intentaba coordinar
proposiciones principales,
totalmente subordinado a tus condicionales.
Tú me servías las copas
según yo las pedía, en mi modo
progresivo, perfecto y simple.
Tan llanamente bebía por olvidarte
que me volví borracho agudo
y me quedé circunstancial
pero sin compañía,
más solo que aquél artículo
indeterminado femenino singular.
Tan femenino y tan singular como tú,
como la Ñ de mi lengua,
como mis ganas de besarte a la francesa
y de perder la semántica y el sentido
de este complejo sujeto omitido
entre la voz pasiva de tus letras …

 

Por David Martin de la Torre

 

About David Martín de la Torre

Soy otro uniplural humano en este uno y diverso universo. Converso con versos musiqueándolos y teatreándolos allí donde me llaman.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>